Retenida en Estambul: La aventura de Lucy

El inicio de la aventura

Tras toda una vida de duro trabajo, Wendy y su marido, una pareja de ancianos que hasta entonces vivían en Johannesburgo (Sudáfrica), decidieron mudarse a España para poder pasar sus años de jubilación, disfrutando del clima agradable, el carácter cálido y alegre de sus gentes, y la gastronomía diversa y rica del territorio español. Aunque el destino de mudanza estaba claro y los preparativos ya habían sido dispuestos, todavía quedaba un detalle sin resolver…
¿Cómo llevarían a Lucy, su dulce y cariñosa perrita, desde Sudáfrica hasta España?

Transporte de mascotas internacional, el servicio pionero de relocation

Si viajar, en ocasiones, puede resultar complicado para una persona (gestión de pasaporte, búsqueda de vuelos y alojamiento…), la dificultad de este proceso puede triplicarse para nuestras mascotas, ¿Quién no ha querido viajar junto a su mascota o incluirla en sus vacaciones alguna vez pero se ha visto obligado a dejarla atrás por las circunstancias? En Relomar, somos conscientes de esta problemática, por eso mismo, ofrecemos alternativas y soluciones para llevar a tu mascota hasta tu próximo destino.

Wendy y su marido lo tenían claro, se negaban a abandonar a Lucy en Sudáfrica. Para esta pareja de ancianos, Lucy era un miembro más de la familia, un miembro pequeño, peludo y especial, que colmaba de felicidad sus días. Por esa razón, contactaron con nosotros, con la esperanza de que pudiésemos ayudarles con nuestros servicios de transporte internacional de mascotas para traer a Lucy a España. Así fue como Lucy emprendió su viaje hacia España y esta decisión, fue el comienzo de su aventura.

Retenida en Estambul

Tras la contratación del servicio de transporte internacional de mascotas por parte de sus dueños, Lucy se despidió de su familia para embarcarse, acompañada de nuestros agentes de relocation, en el vuelo que marcaría el comienzo de su aventura. Durante el trayecto, Lucy viajó cómodamente en la bodega del avión, con las condiciones óptimas de temperatura, luz, y las medidas de transporte y seguridad necesarias, que permitieron que el viaje se sucediese sin inconvenientes y ella viajara segura y tranquila.

Sin embargo, en la primera escala del vuelo las cosas empezaron a torcerse… A su llegada a Estambul, por un problema de organización de las aerolíneas, Lucy quedó retenida en la zona de embarque. Debido a la falta de un área habilitada en el aeropuerto de destino para recoger a Lucy, la aerolínea se negaba a continuar con el traslado de Lucy y obligaba a mantener a la perrita retenida en Estambul.

Pasaban las horas y Lucy seguía detenida en Estambul. Mientras, nuestros agentes de relocation en España comenzaban a inquietarse ante la ausencia de respuesta por parte de la aerolínea, ya que durante un servicio de transporte internacional de mascotas, es frecuente la realización de un seguimiento por horas en el que se conozca en todo momento su estado y ubicación. Fue entonces cuando, tras haber intentado contactar numerosas veces con la aerolínea y no obtener respuesta, Lorena Pau, la mismísima CEO de Relomar, tomó las riendas de la situación y contactó con nuestros agentes de relocation en Turquía para que Lucy pudiera proseguir su viaje hasta España. Los agentes de relocation no se hicieron de rogar y poniendo en marcha todos los protocolos y mecanismos de actuación necesarios, consiguieron sacar a Lucy de Estambul y reanudar su viaje hacia España.

El final feliz de Lucy y su familia

Gracias a la rápida actuación de nuestros agentes de relocation, conseguimos reunir a Lucy con su familia de nuevo. A su llegada a España, Lucy fue trasladada por nuestros agentes de relocation a un hotel de mascotas, servicio que ponemos a disposición de forma gratuita para quienes contratan nuestros servicios de transporte internacional de mascotas, con la intención de hospedarlas hasta que sus dueños estén disponibles nuevamente.

Tras una breve estancia en el hotel de mascotas, Lucy fue recogida por sus dueños y ahora es feliz jugando en el patio trasero de su nuevo hogar en España. Así nos lo hace saber Wendy, la dueña de Lucy, que nos hizo llegar estas imágenes de Lucy junto a sus amables palabras de agradecimiento:

Gracias por todo su tiempo y arduo trabajo para traer a Lucy. Lo apreciamos de veras.
¡Mi perro está limpio y feliz!

Casos como el de Lucy, hacen que descubramos y aprendamos a valorar la importancia de las empresas de relocation en nuestra sociedad. Empresas y agentes, trabajan sin descanso para lograr que podamos estar junto a nuestros seres queridos y mascotas (pese a las posibles adversidades) allá a donde vayamos. Desde Relomar, solo nos queda desearle a Wendy y a su marido, una próspera, larga y feliz jubilación en España junto a su adorada perrita y parte imprescindible de la familia, Lucy.